XIII FESTIVAL INTERNACIONAL DE ARTES ESCÉNICAS GUAYAQUIL



LOS DESMONTAJES DE LAS OBRAS SE REALIZARAN DE LUNES A SÁBADO EN EL AUDITORIO DEL MUSEO MUNICIPAL, DE 10HOO A 12HOO.
EL DOMINGO 5 SE REALIZARÁ EL DESMONTAJE DE LA ILUSTRE DESCONOCIDA EN LA SEDE DE LA CORPORACIÓN ZONA ESCENA (Baquerizo Moreno 519 y Mendiburo 1 piso dep# 02)

viernes 3 de SEPTIEMBRE

AUDITORIO DEL MAAC CINE
EL CAPOTE
TEATRO MILAGROS
CHILE

(Auditorio Centro Cultural Libertador Simón Bolívar)
20HOO (entrada libre)


EL CAPOTE
teatro en miniatura

(reseña)
Obra ganadora Fondart 2006, se define como
teatro de muñecos planteada para niños
mayores de 8 años tanto como para adultos.
En un teatrito a escala actúan tres
muñecos de unos 70 cm, con cuerpos de madera, manos y caras de espuma látex, cinco títeres y
cuatro actores vestidos y enmascarados de negro (para mimetizarse con el fondo)
que los manipulan a través de varillas.
Las voces de los personajes fueron grabadas por actores que completaron su personalidad.

También fue necesario crearles un universo y una iluminación a su altura para dar la ilusión
de un montaje realista en miniatura, apoyando el relato con animaciones y música originales y
una máquina giratoria con una multitud de personajes que simulara la gran fiesta a la que el
protagonista es invitado. Fueron casi dos años de intenso trabajo donde nos entregamos
afanosamente a la medieval tarea de adaptar, diseñar, fabricar, buscar y ensayar movimientos
humanos y poner al servicio de la historia cada detalle para contar en 55 minutos el cuento ruso
de carácter universal, considerado por Dostoievsky como una obra fundamental. “Todos salimos
del capote”, dijo, probablemente sin sospechar que de un siglo y medio más tarde, el 2008, en
santiago de chile o en cualquier lugar del mundo, su vigencia permanecería con la misma fuerza,
desgranando en cada escena la vida mínima de su protagonista, Akakiy Akakievich; un ser
humano como muchos, sin éxito, que gasta sus horas en un trabajo que lo resigna. Un hombre
solo, sencillo y sin ambiciones, que deambula en su espacio diminuto de manera ordenada y en
silencio. Un hombre bueno y, por lo mismo, escaso.

Pero un día, como por arte de magia, algo lo sacude. Un suceso que pareciera una mala noticia
el desahucio de su viejo y agujereado abrigo en el gélido San Petersburgo lo despiertan del
letargo y la sumisión. Se hace imperioso conseguir uno nuevo, algo fuera de sus posibilidades
económicas.

Por primera vez brota su empeño vital. Se hace cargo de sí mismo y su vida se modifica por la
virtud del deseo que lo mueve. Consigue un motor existencial para esa vida aparentemente
infrahumana y desamparada. Se esfuerza, lo logra: “ve la luz en forma de capote”, recupera la
dignidad, sus sueños… y florece.

Pero el sistema y el destino se ciernen sobre los mortales y Akakiy no será la excepción….
Alguien dijo “todos buscamos nuestro propio capote”, el nuestro, como compañía a través de este
montaje, es que el espectador nos acompañe a un viaje hacia sus emociones más postergadas,
al olvidado sentido de la ternura y la sorpresa y a reunirse, niños y adultos, en un mismo
punto…de igual a igual….

Teatro milagros

No hay comentarios:

Publicar un comentario